¿Revisas los amortiguadores de tu coche?

En este momento estás viendo ¿Revisas los amortiguadores de tu coche?
  • Publicación de la entrada:16/09/2023
  • Categoría de la entrada:Consejos

Los amortiguadores de un vehículo son una parte crucial pero a menudo subestimada de la experiencia de conducción y la seguridad en la carretera. Estos componentes, junto con los neumáticos y los frenos, componen lo que se conoce como el «triángulo de seguridad» de un automóvil. Su función principal es mantener al vehículo en contacto con la carretera y absorber las irregularidades del terreno, garantizando un viaje cómodo y seguro. Sin embargo, cuando los amortiguadores comienzan a fallar, se convierten en un factor de riesgo para la conducción y pueden generar costosas averías en el vehículo.


El desgaste gradual de los amortiguadores suele pasar desapercibido para la mayoría de los conductores, pero presenta síntomas que deben ser tenidos en cuenta:

  1. Rebote excesivo del coche: Si notas que tu vehículo rebota excesivamente al pasar sobre baches o irregularidades en la carretera, es una señal clara de que los amortiguadores no están funcionando correctamente. Este fenómeno puede comprometer la estabilidad y el control del automóvil.
  2. Falta de estabilidad en curvas o frenadas fuertes: Experimentar dificultades para mantener la trayectoria en curvas o experimentar movimientos inusuales durante frenadas bruscas son signos de problemas en los amortiguadores. La falta de estabilidad puede aumentar el riesgo de accidentes.
  3. Ruidos extraños al conducir: Si escuchas ruidos anormales, como golpes o crujidos, al pasar sobre baches o al tomar curvas, es una señal seria de que los amortiguadores requieren atención inmediata. Ignorar estos sonidos puede llevar a problemas más graves en el sistema de suspensión.
  4. Desgaste irregular de neumáticos: Los amortiguadores en mal estado pueden provocar un desgaste desigual de los neumáticos, lo que no solo afecta el rendimiento de estos, sino que también puede resultar en daños costosos y una necesidad prematura de reemplazo.
  5. Vehículo desnivelado: Este síntoma es más común en vehículos con suspensiones neumáticas. Si notas que tu automóvil parece inclinarse o desviarse hacia un lado, es probable que los amortiguadores estén contribuyendo a este problema.

En resumen, los amortiguadores en mal estado pueden tener graves consecuencias para tu seguridad en la carretera, incluyendo una menor adherencia en curvas, una distancia de frenado prolongada, el riesgo de aquaplaning y posibles averías costosas en otros componentes del sistema de suspensión. Además, pueden afectar el funcionamiento de sistemas electrónicos de seguridad como el ABS y el ESP.

Los fabricantes suelen recomendar la sustitución de los amortiguadores cada 60.000 kilómetros y su revisión cada 20.000 kilómetros para detectar cualquier desgaste prematuro. Sin embargo, es esencial estar atento a los síntomas mencionados y revisar los amortiguadores en cada mantenimiento programado o si se experimenta alguno de estos problemas. La seguridad en la carretera y la durabilidad de tu vehículo dependen en gran medida de mantener en buen estado estos componentes aparentemente olvidados pero fundamentales.

Deja una respuesta