¿Qué significa conducir en invierno?

  • Autor de la entrada:
  • Publicación de la entrada:15 de septiembre de 2023
  • Categoría de la entrada:Artículos
  • Tiempo de lectura:4 minutos de lectura
En este momento estás viendo ¿Qué significa conducir en invierno?

El invierno trae consigo una serie de encantadoras festividades y la oportunidad de acurrucarse con suéteres cómodos junto a una taza de chocolate caliente. Sin embargo, conducir en invierno no se encuentra entre las actividades placenteras de la temporada. El mantenimiento adecuado del automóvil y la elección de los neumáticos correctos se vuelven cruciales en esta época del año, ya que tres problemas principales acechan a los conductores: cristales empañados, dificultad para arrancar el coche y neumáticos helados en carreteras cubiertas de nieve.


Ventanas empañadas:

La pesadilla de los cristales empañados es una experiencia común durante el invierno. Cuando la humedad se combina con las temperaturas extremadamente frías del exterior y el calor del interior de tu automóvil, la condensación se adhiere a las superficies de vidrio, limitando seriamente tu visibilidad. Sin embargo, no todo está perdido. Aquí tienes una guía paso a paso para deshacerte de este problema:

  1. Sube el calentador de tu automóvil a la posición más alta. El calor ayudará a absorber la humedad presente en el interior del vehículo.
  2. Enciende el aire acondicionado del automóvil para secar el aire dentro de la cabina, reduciendo así la condensación.
  3. Asegúrate de que la recirculación del aire esté desactivada para evitar la recirculación de aire húmedo.
  4. Abre ligeramente las ventanas para permitir que el aire circule y equilibre la temperatura y la humedad dentro del vehículo.

Batería de coche muerta:

Otro desafío invernal común es el riesgo de que la batería de tu coche se descargue o incluso congele. Las baterías no funcionan bien en temperaturas extremadamente altas o bajas. Durante los meses más fríos, una batería en buen estado no se congelará hasta alcanzar los -60°C, pero si es débil o está dañada, podría comenzar a congelarse a tan solo -35°C. Aquí hay algunas prácticas útiles para mantener tu batería en funcionamiento:

  1. Apaga todos los accesorios eléctricos, como luces, calefacción y radio, cuando no los necesites para reducir la carga sobre la batería.
  2. Realiza revisiones periódicas de la batería para detectar signos de corrosión en los terminales. Limpia cualquier corrosión que encuentres y asegúrate de que los cables estén bien conectados.

Neumáticos giratorios:

La falta de tracción en los neumáticos es un desafío constante en invierno. La tracción es esencial para mantener tu vehículo en contacto con la carretera, pero la nieve y el hielo compactos dificultan que los neumáticos se adhieran adecuadamente a la superficie. Si te encuentras con la situación de neumáticos giratorios, considera estos consejos:

  1. Reduce la velocidad al conducir en condiciones invernales. Los movimientos más lentos permiten que los neumáticos tengan una mejor tracción sobre la nieve y el hielo.
  2. Si tus ruedas motrices están patinando en el lugar, coloca una alfombrilla para automóvil o una manta debajo de los neumáticos para obtener tracción adicional y ayudar a liberar el vehículo.
  3. Como inversión a largo plazo, considera reemplazar tus neumáticos regulares por neumáticos de invierno, que cuentan con bandas de rodadura más profundas diseñadas para proporcionar un mejor agarre en caminos nevados y helados.

A medida que las temperaturas continúan descendiendo, recuerda preparar tu automóvil para enfrentar los desafíos del otoño e invierno. Con estos consejos, podrás disfrutar de la temporada invernal con mayor seguridad en la carretera.

Deja una respuesta