¿Qué Sabemos del Alcolock, el Alcoholímetro Antiarranque?

  • Publicación de la entrada:25 de marzo de 2024
  • Tiempo de lectura:4 minutos de lectura
En este momento estás viendo ¿Qué Sabemos del Alcolock, el Alcoholímetro Antiarranque?

La Unión Europea avanza decididamente hacia la obligatoriedad de una solución efectiva para combatir la conducción bajo los efectos del alcohol, mediante la implementación del «Alcolock». Esta innovación tecnológica, también conocida como alcoholímetro antiarranque, está destinada a transformar radicalmente el panorama de la seguridad vial.


Este dispositivo revolucionario impone una medida de seguridad sin precedentes: antes de arrancar el vehículo, el conductor debe soplar en un etilómetro. Si los niveles de alcohol exceden los límites legales, el motor se bloquea automáticamente, impidiendo que el conductor conduzca bajo los efectos del alcohol.

Datos Destacados:

  • La Unión Europea se propone reducir a la mitad el número de fallecidos y heridos graves en accidentes automovilísticos para el año 2030.
  • La nueva normativa europea exige la integración de nueve sistemas avanzados de asistencia al conductor (ADAS), incluyendo el alcoholímetro antiarranque, en todos los vehículos nuevos desde julio del año pasado.
  • Un estudio del Consejo Europeo de Seguridad en el Transporte reveló que en 2018 podrían haberse evitado al menos 5.000 muertes si todos los conductores hubieran estado sobrios.

Relevancia de la Normativa:

  • La normativa europea también exige que todos los vehículos de nueva homologación incorporen un «interfaz para la instalación de alcoholímetros antiarranque», allanando el camino para una posible obligatoriedad en el futuro.

El alcoholímetro antiarranque se instala mediante un cable conectado al panel de instrumentos del vehículo. El proceso de funcionamiento comprende tres fases principales: análisis, espera y resultado.

Proceso de Funcionamiento:

  1. Análisis: El conductor activa el alcolock y sopla de forma continua a través de la boquilla hasta que el dispositivo lo indique.
  2. Espera: El dispositivo analiza el aire espirado en poco más de veinte segundos.
  3. Resultado: Si el nivel de alcohol supera la tasa máxima permitida, el motor no arranca. En caso contrario, se puede conducir sin problemas.

Aunque la Dirección General de Tráfico (DGT) insiste en que la única tasa de alcohol segura es de 0,0 miligramos, las sanciones se aplican a partir de los 0,25 miligramos por litro en aire espirado. En 2024, el límite se mantiene, con una cantidad máxima permitida en sangre de 0,5 gramos por litro.

La instauración del alcoholímetro antiarranque marca un hito significativo en la lucha contra la conducción bajo los efectos del alcohol. Con la esperanza de salvar vidas y prevenir tragedias, esta medida promete transformar radicalmente la seguridad vial en Europa y más allá.

Ejemplo práctico de unAlcolock” instalado en un autobús

Deja una respuesta