¡CONFIARON EN ÉL!

En este momento estás viendo ¡CONFIARON EN ÉL!

«Carlos Sainz ha conquistado su cuarto título en el Rally Dakar, culminando la hazaña a la impresionante edad de 61 años».


¡Enhorabuena, Sr. Sainz!

Se lo merece por ser un gran piloto, por no haber caído nunca en el desanimo y por tener 61 años.

Siento ponerle la coletilla de la edad, pero le acompañará siempre. Realice la hazaña que realice. Y, dichoso usted que tiene oportunidades para que se la puedan poner.

Le felicito por su lucha contra la adversidad.

En su larga trayectoria profesional, no ha estado sobrado de suerte. Lo llegaron a tachar de gafe: “Los hay gafes y luego está Carlos Sainz”

No creo en la existencia de los gafes, pero coincidirá conmigo, que en su largo periplo por el Campeonato Mundial de Rally, la fortuna no fue su aliada.

Año 1998: “Trata de arrancarlo Carlos, por Dios”. La meta y el triunfo en ese mundial, quedaron a solo 700 metros. Lo recordamos todos.

Averías mecánicas, pinchazos, accidentes, afecciones intestinales. Casi siempre liderando la carrera y a muy poco de finalizarla.

Pero, es usted un grandísimo piloto. Es consciente de ello y también las marcas de coche, que a pesar de sus infortunios, siempre le acompañaron, pues conocían su valor profesional, e invirtieron todo su potencial en usted.

Lo admiro por sus éxitos y por haber sabido vender su valía, sin que su edad fuera considerada como un hándicap. Muchos, aunque lo intentamos, no lo conseguimos.

De hecho pienso, que si hubiera tenido usted que postularse, para el último Dakar, en las circunstancias que lo hacemos otros, para acceder a un puesto de trabajo, lo hubieran descartado por la edad. Pero, ¡lo ganó!

Le deseo muchos éxitos más!!

El próximo año, a por el Dakar 2025, aunque luego le pongan la coletilla de los años. Perdónelos, porque no saben lo que dicen.

Director Comercial en el ámbito de automoción con más de 30 años de experiencia, supervisando y gestionando equipos de ventas.

Deja una respuesta