¿Qué velero elegir?

¿Qué tal ir en un velero para nuevas aventuras? ¿Quieres escaparte al mar abierto y descubrir paisajes impresionantes? Te orientamos sobre la organización rigurosa a adoptar antes de iniciar tu viaje náutico y cómo elegir el velero que cumpla con tus expectativas.

Antes de izar las velas

Dependiendo del tipo de experiencia que quieras tener, el tipo de velero que elijas para tu aventura será completamente diferente. Es decir, subirse a un velero con toda la familia durante las vacaciones o tirarse al agua para una sensacional regata se organiza de formas diametralmente diferentes. Para disfrutar al máximo de la ansiada aventura, es fundamental saber en qué tipo de velero te vas a embarcar y preparar tu navegación con antelación.

¿Qué velero elegir?

Antes de planificar tu viaje, debes hacerte las siguientes preguntas:

  • ¿Qué tipo de experiencia deseas conseguir?
  • ¿Qué espacio quieres tener?
  • ¿En qué tipo de velero quieres embarcar?

Velero de recreo

La gran mayoría de los veraneantes que desean ir en un velero quieren pasar las vacaciones con su familia y amigos. Si este es tu caso, oriéntate en veleros construidos específicamente para crucero. Este tipo de veleros son muy cómodos por su tamaño y estabilidad. Generalmente miden más de 35 pies, pueden tener hasta 4 cabinas y son muy estables, amplios y cómodos, que te darán la impresión de estar en una vivienda o departamento mientras tienes la ventaja de navegar en regiones con paisajes sublimes. Se componen de dormitorios, un baño, una cocina, una sala de estar y, por supuesto, mucho espacio de almacenamiento para sus pertenencias, lo que te permite permanecer a bordo durante mucho tiempo.

En una embarcación de recreo, la bañera es, por supuesto, el lugar donde se dirige el barco, pero en este tipo de velero, también hay magníficas cubiertas de proa hechas para relajarse. Es el lugar perfecto para tomar el sol o reunirse con familiares y amigos para un agradable aperitivo.

Velero de regatas en alta mar

Los entusiastas de la navegación y los buscadores de emociones o los curiosos que desean descubrir el mundo amable y enérgico de las regatas estarán más tentados a participar en una regata. Participar en una regata es una excelente forma de aprender a navegar, de ajustar un velero y de desarrollar el espíritu de equipo.

Si quieres participar en una competición de vela, tendrás que embarcarte en un velero rápido y eficiente, aunque tengas que hacer un cruce entre comodidad y espacio. ¿Sabías que el tamaño y los materiales utilizados en la construcción de un velero tienen un impacto significativo en la velocidad y el rendimiento del velero? El material más utilizado en la construcción de cascos de yates de regata es el carbono. Esto se debe a que tiene una excelente relación entre rigidez y ligereza, estas dos cualidades son fundamentales para ganar en rendimiento. Durante las regatas, algunos veleros pueden alcanzar una velocidad de hasta 20 nudos.

Itinerario y clima

Antes de recoger un velero en el puerto y zarpar, es necesaria una minuciosa preparación del plan de navegación y el conocimiento de la previsión meteorológica.

Si quieres subirte a un velero y vivir una gran experiencia, es imprescindible tener en mente una ruta de navegación precisa. Necesitas saber a dónde quieres ir y cómo. Tu itinerario debe incluir paradas, el tiempo de navegación entre cada parada y una fecha de regreso y tener en cuenta a toda la tripulación. Si viajas en familia, con tus hijos, es posible que debas planificar un mayor número de escalas, para que se beneficien más del tiempo que pasan fondeados (snorkeling, paddle, buceo, lectura, etc.).

Ir en un velero te permitirá recorrer largas distancias sin consumir combustible. ¡Esto hace que las vacaciones en velero sean aún más atractivas! Además, los veleros de crucero aún pueden ir rápido alcanzando velocidades de entre 5 y 8 nudos, lo que significa que incluso las familias que se embarcan en el barco para unas vacaciones relajantes encontrarán en la navegación una experiencia emocionante, aventurera y placentera, rica en sensaciones a lo largo de sus cruceros.

Deja una respuesta