Aumento Peligroso de Incendios Provocados por Baterías de Bicicletas y Patinetes Eléctricos

  • Autor de la entrada:
  • Publicación de la entrada:3 de diciembre de 2023
  • Categoría de la entrada:Noticias
  • Tiempo de lectura:5 minutos de lectura
En este momento estás viendo Aumento Peligroso de Incendios Provocados por Baterías de Bicicletas y Patinetes Eléctricos

En los últimos años, la creciente popularidad de bicicletas y patinetes eléctricos ha transformado el panorama de la movilidad urbana, ofreciendo soluciones de transporte más económicas y sostenibles. Sin embargo, esta revolución de movilidad no está exenta de riesgos, como lo demuestra una preocupante tendencia en ascenso de incendios relacionados con las baterías de estos vehículos.


Ciudades icónicas como Nueva York y Londres se han convertido en epicentros de esta creciente amenaza para la seguridad pública. Ejemplos impactantes, como el incendio provocado en Manhattan por un hombre que cargaba nueve baterías de bicicletas eléctricas, resultando en la trágica muerte de él y su pareja, ilustran la gravedad del problema. En Queens, la explosión de una batería dejó a 18 niños heridos en una guardería, subrayando la necesidad urgente de abordar estos peligros latentes.

Este fenómeno no se limita a Norteamérica, ya que el Reino Unido ha experimentado un aumento significativo en los últimos cuatro años, con 565 incendios relacionados con bicicletas y patinetes eléctricos. Ocho vidas se han perdido, y cerca de 200 personas han resultado heridas. Londres, en particular, ha sido testigo de un aumento alarmante en estos incidentes, generando preocupación entre los residentes y las autoridades locales.

En Nueva York, la situación es especialmente grave, con un total de 238 incendios de baterías de bicis o patinetes eléctricos que han provocado 17 muertes en lo que llevamos de 2023. El último incidente, ocurrido en noviembre, fue provocado por las baterías de dos bicicletas, dejando 14 heridos y cobrándose la vida de una mujer de 81 años, así como la de su hijo y su nieto.

Entre los casos más flagrantes se encuentra uno registrado en Manhattan hace un año, donde un hombre que reparaba bicicletas eléctricas provocó un grave incendio al cargar nueve baterías a la vez, resultando en la muerte de él y su pareja. En enero de este año, la explosión de la batería de una bicicleta eléctrica dejó 18 niños heridos en una guardería no regulada en Queens.

En el Reino Unido, los últimos cuatro años han sido testigos de 565 incendios relacionados con bicicletas y patinetes eléctricos. Estos incidentes han cobrado la vida de ocho personas y dejado cerca de 200 heridos. Londres, en particular, ha experimentado un aumento alarmante, con 116 incendios atendidos en 2022 por el departamento de bomberos de la capital inglesa.

El factor común en estos incidentes mortales es la fuga térmica de las baterías de iones de litio, que conlleva la ruptura de la batería y la combustión de sus componentes inflamables. Este tipo de incendios puede ser particularmente violento y desafiante de extinguir. El mal uso de estos dispositivos, como cargar las baterías con cargadores potentes o dejarlas recargando durante períodos prolongados, ha sido identificado como una causa importante de la fuga térmica.

Además, la adquisición de baterías no homologadas por trabajadores precarios de empresas de reparto, que buscan opciones más económicas, ha sido señalada como un problema significativo. Laura Kavanagh, responsable del Departamento de Bomberos de Nueva York, acusa a la industria privada de tener «sangre en las manos«, enfatizando la urgencia de abordar esta cuestión.

Frente a esta creciente problemática, las autoridades han comenzado a tomar medidas. Nueva York ha intensificado sus regulaciones, prohibiendo la venta o alquiler de bicicletas eléctricas que no cumplan con los estándares específicos de seguridad. Londres, por su parte, ha optado por prohibir la entrada de patinetes eléctricos al transporte público como medida preventiva para salvaguardar la integridad de los pasajeros.

A medida que la movilidad eléctrica continúa ganando terreno, la seguridad de los usuarios se vuelve una prioridad ineludible. La atención urgente a las regulaciones y la concientización sobre las prácticas de carga seguras son esenciales para garantizar que la revolución de movilidad no se vea empañada por la sombra amenazante de incendios mortales.

Deja una respuesta